Última actuación musical de la Feria del Pilar, Elsa Tortonda / ASOCIACIÓN VECINOS EL PILAR

Villafranca volvía a disfrutar de su fiesta del Pilar

La población salió en masa a disfrutar de la feria, y en algunos momentos se pudo presenciar aglomeraciones en distintos puntos de la misma

M. Ángeles Puerto
M. ÁNGELES PUERTO

La feria del Pilar arrancaba el pasado viernes, 8 de octubre, con el tradicional corte de cintas en la Plaza Mancerina a las 21.30 y con el pregón que en esta anualidad recaía en la familia Núñez Hernández.

La programación para esta fiesta era amplia y variada. Hubo tascas, atracciones infantiles y juveniles (17 en total), paintball, paseos por…. el Pilar… También se pudo ver a la Virgen en procesión el 12 de octubre, tras la Santa Misa en su honor (11.00 horas), y la Ofrenda Floral.

Tampoco faltaron en ella, actuaciones musicales, con grupos y cantantes de la localidad (Pacto por la Cultura), y el espectáculo de fuegos artificiales como cierre de la Feria del Pilar 2021.

La población salió en masa a disfrutar de esta fiesta, y en algunos momentos se pudo presenciar aglomeraciones en distintos puntos de la feria, sobre todo en la Plaza Mancerina con algunos de los conciertos que proponían, «por hacer un poco de autocrítica, decir que con determinados conciertos, se produjeron aglomeraciones imposibles de controlar, habría que pensar ubicaciones más acordes con la nueva ley» para evitar ese tipo de masificación, indicaba esta mañana Mariano Blanco, concejal de Festejos del Ayuntamiento de Villafranca.

Pese a ello, Blanco se mostró feliz porque se haya podido celebrar después de dos años. Felicitó a la asociación de vecinos El Pilar por la «implicación en todo lo que han hecho, si no fuera por ellos no se hubiesen celebrado con la brillantez con la que se han desarrollado estas fiestas». También, por la programación festiva, lúdica y cultural que proponían, incluso con el «poco tiempo» que tenían para prepararla.

En cuanto a la gran afluencia de público, señaló que no solo la han visitado gente de Villafranca, también de localidades cercanas. Había que hacer cola para casi todo. En este sentido, tres, dijo, han sido los colectivos que se han beneficiado: feriantes, hosteleros y músicos. Tanto es así, que algunos bares se quedaron sin géneros antes que concluyese la festividad.

Otro de los aciertos que esta fiesta ha tenido, según Mariano Blanco, ha sido parar la música una hora en plenas atracciones y reducir el volumen a partir de las 2.00, o la de incluir a los jóvenes con el resto de la población. «Han tenido, además, una actitud alegre y responsable».

Pese a la gran cantidad de personas, no hay que lamentar ningún incidente grave. Solo un par de peleas que se resolvieron sin mayor problema, la quema de una motocicleta en la calle Independencia y de un contenedor en la Gran Capitán.