Isabel García Ramos en el centro junto a Mariano Blanco e Isabel Blanco a su derecha, y Juan Carlos García y la nueva concejala, Ioana Glodeanu, a su izquierda (concejales Cs) / M.Á.P.

Villafranca tiene la primera alcaldesa de su historia, Isabel García Ramos

En ese acto de nombramiento el PSOE ha abandonado el salón de plenos por no estar de acuerdo con el sistema de votación a mano alzada

M. Ángeles Puerto
M. ÁNGELES PUERTO

Sin sorpresas en cuanto al nombramiento de la ya nueva alcaldesa de Villafranca de los Barros celebrado ayer en pleno extraordinario. Recordemos que hace unas semanas el que fuese alcalde durante 3 años y 5 meses, José Manuel Rama Moya, dimitía. Cabeza de lista por Ciudadanos y que gobernaba en coalición con el Partido Popular.

Tras su salida, el acuerdo del pacto municipal se mantiene intacto.

La Alcaldía le corresponde a Cs, que es el partido más votado de los dos y tiene cinco concejales. El PP, que obtuvo cuatro ediles, tiene la primera tenencia de Alcaldía. Así, Isabel García Ramos (Cs) es la nueva alcaldesa de Villafranca de los Barros, y Manuel Piñero (PP) se mantiene como antes, como primer teniente de Alcalde.

Por otro lado, Ioana Glodeanu, número 6 de la candidatura naranja pasaba a formar parte del gobierno de Villafranca de los Barros.

Cabe recordar que el partido más votado en las elecciones de 2019 fue el PSOE, con ocho concejales.

La sorpresa vino precisamente por parte del grupo municipal socialista quien abandonaba el pleno pocos minutos después del comienzo por no estar de acuerdo con el sistema de votación. Según Ramón Ropero, portavoz del PSOE en Villafranca, cuando se trata de personas, la ley establece que el voto sea individual y secreto y no a mano alzada como se ha realizado. Por este motivo, «vamos a ir a los tribunales, pero lo más inaudito es que me quita la palabra cuando intervengo en cuanto a por qué votamos en contra según la ley, nos parece una cacicada, que es a lo que nos tiene acostumbrados este señor, por eso la gente de Villafranca no lo quiere, esta vez ha sacado menos votos que otras veces y como ahora ya sabe que no va a ser candidato para las próximas pues está que se sube por las paredes», se refería Ropero al, en ese momento, alcalde en funciones, Manuel Piñero.

Este, tras el pleno, lamentaba el suceso y, sobre todo, que se le hubiese insultado.

Nueva alcaldesa

Isabel García Ramos se convierte en la primera alcaldesa de Villafranca de los Barros, un hecho histórico. Nunca antes una mujer había tomado este cargo en la localidad. En su intervención hizo un repaso de su experiencia como concejal. Decía que ha tenido que sacrificar mucho tiempo a su familia para dedicárselo a este trabajo. Un valor muy arraigado en ella pues su padre, resaltaba, le inculcó el esfuerzo diario y el valor de la honestidad.

Presumía de tener un gran equipo, no solo se refería a los miembros de su partido, también a su equipo de gobierno. De Manuel Piñero destacó que había aprendido mucho, «sé de su compromiso ante su pueblo, su palabra está por encima de partidismos». También del grupo de la oposición, «en muchas ocasiones me lo han puesto difícil pero con eso también me ha ayudado a ser más fuerte».

Hacía mención a las dificultades que han tenido que hacer frente en estos tres años y medio de legislatura, con una pandemia de por medio, y con la crisis de Ucrania.

Afronta estos meses con entusiasmo e ilusión, «abrimos la puerta de par en par a todos los vecinos para escuchar sus necesidades y reivindicaciones porque solo todos juntos podemos construir una Villafranca mejor».

«Inmenso orgullo de haber sido proclamada alcaldesa de mi ciudad, la primera dicen, espero que de muchas otras, pero os aseguro que es mucho mayor el sentido de la responsabilidad por el cargo que asumo deseando no dejar nunca de aprender, de saber escuchar y de apoyarme en mi equipo, de ser lo suficientemente humilde para aceptar mis errores y aprender de ello, trabajaré por y para mi pueblo, espero estar a la altura de cada uno de vosotros».

El nuevo equipo de gobierno / M.Á.P.