Borrar
El SPPME muestra su total repulsa a los episodios «de hostigamiento y acoso que están sufriendo los policías de Villafranca»

El SPPME muestra su total repulsa a los episodios «de hostigamiento y acoso que están sufriendo los policías de Villafranca»

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Martes, 18 de junio 2024, 01:19

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Sección del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España- Extremadura, SPPME-EXTREMADURA, en el Excmo. Ayuntamiento de Villafranca de los Barros, volvía a emitir este fin de semana una nueva nota de prensa para mostrar «su total repulsa antes los numeroso episodios de hostigamiento y acoso que están sufriendo los compañeros que residen en Villafranca de los Barros y sus familiares, desde que el concejal de Régimen Interno como el alcalde, en respectivas ruedas de prensa y faltando a la verdad, emitieron datos falsos, en relación a los motivos y circunstancias que han provocado el conflicto interno en la Policía Local de nuestra localidad».

Considera que ambos «conocen perfectamente el problema, y están intentando desviar la atención y responsabilizar a esta sección y a los policías que a ella pertenecen, de la situación de inseguridad que se vive las últimas semanas en la localidad».

La sección recuerda también en esta nota que el motivo de todos los problemas es «el servicio arbitrario que el sr. Inspector-jefe lleva meses realizando». Hace mención en esta parte que en la rueda de prensa del alcalde mostraba un documento remitido por esta sección, que era en respuesta a la propuesta que el mismo alcalde hace el 17 de abril, en la que propone como solución, a corto plazo, de una Directiva Interna que diera coherencia y estabilidad al conflicto, «e igualmente se le marcara una cantidad que diera estabilidad y solución al complemento salarial que venían percibiendo los miembros a turnos por prestar servicio en fines de semana, nocturnos y festivos. No imponemos ni amenazamos con esa cantidad, reiteramos, ya se estaba percibiendo».

«Esta sección en ningún momento ha coaccionado ni chantajeado al alcalde, y ni mucho menos al pueblo de Villafranca».

Aclara que de las catorce bajas que indicaba el concejal en rueda de prensa, seis de éstas son previas al conflicto, por distintas causas y patologías graves, y que el resto «vienen motivadas por el deterioro y desgaste constante de la organización del cuerpo y la planificación arbitraria e injusta de los servicios y derechos de los miembros afiliados a este sindicato, excluyendo y ejerciendo sobre los otros tres efectivos, un indiscutible trato de favor.» «El Inspector-jefe junto a un policía de tareas administrativas realizaban servicios extraordinarios a la carta, en los horarios y condiciones menos penosas, dejando para los efectivos a turnos, los servicios en horarios y condiciones más ingratas. Todas estas irregularidades en el servicio y que el Sr. alcalde tiene pleno conocimiento, mediante escritos dirigidos por esta sección, llevaría a que de manera voluntaria, tras esperar semanas y viendo la inoperancia y falta de resolución del Sr. alcalde, los efectivos afectados, adoptaran la determinación de no prestar servicios extraordinarios, que se recuerdan son voluntarios, viendo que el Sr. Inspector Jefe y su chofer realizaban con total impunidad y control por la propia administración, los servicios extraordinarios a su antojo y capricho, sin justificación operativa».

Continúa el comunicado que tras tomar esta medida el alcalde ordena «no realizar el pago por los servicios en fines de semana, nocturnos y festivos a todos los efectivos que prestan el servicio a turno».

Estos son los problemas, que dice, arrastra este colectivo durante meses. Y concluye, «hay que dejar de frivolizar con esta situación, dejar de jugar con la salud y profesionalidad de los afectados y afrontar las responsabilidades. Se han de acabar el trato de favor, devolver favores, amiguismo con ciertos agentes, espiar a los miembros mientras prestan servicio, trato vejatorio, etc. Merecemos respeto y dignidad, y apelamos justicia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios