Ropero se despide de los mayores durante la cena de convivencia, en presencia del consejero Vergeles

La matancera Aurelia Márquez Picón fue homenajeada por su larga trayectoria personal y profesional../A. ORTIZ
La matancera Aurelia Márquez Picón fue homenajeada por su larga trayectoria personal y profesional.. / A. ORTIZ

Mercedes Díaz le pidió al Consejero de Sanidad que incluya al Hogar del Mayor en la red de hogares de Extremadura

ANTONIO ORTIZVILLAFRANCA

Casi 800 personas disfrutaron la noche del pasado jueves 13 de junio de la tradicional Convivencia del Pensionista, celebrada un año más en la Ciudad Deportiva de Villafranca de los Barros en homenaje a los mayores de la localidad. La cita contó con la presencia del Consejero de Sanidad y de Políticas Sociales, José María Vergeles Blanca, así como de los miembros de la Corporación Municipal con el alcalde, Ramón Ropero, a la cabeza, y también de miembros de diferentes asociaciones.

Una noche con sabor a despedida, la que protagonizó el todavía alcalde de la ciudad Ramón Ropero, que recibió tras su intervención numerosos aplausos y muestras de cariño de todos los asistentes al acto que estuvo amenizado por la música siempre vigente de Felipe Pertegal.

La primera en intervenir fue la presidenta del Hogar del Mayor, Mercedes Díaz, que agradecía la labor realizada por la corporación saliente y les deseaba la mejor suerte a la entrante, y les recordaba que los mayores quieren seguir contando con los servicios que ahora tienen. Aprovechó la ocasión para solicitar del Consejero de Sanidad que incluya al Hogar del Mayor en la red de hogares de Extremadura.

El Consejero de Sanidad y Políticas Sociales, que alabó el papel de nuestros mayores en la sociedad, destacando que «no merecen caridad ni solidaridad, sino justicia», destacó el ingente trabajo realizado por Ramón Ropero en nuestra localidad, y prometía que en cuanto entre en funcionamiento el nuevo gobierno regional comenzará a gestionar las subvenciones para que el Hogar del Mayor forme parque de la Junta de Extremadura.

El alcalde en funciones, Ramón Ropero, realizaba un emotivo discurso, recordando los comienzos de este tipo de celebraciones que desde 1983 organiza cada año el Ayuntamiento en forma de cenas y en colaboración con el Hogar del Mayor. «Una época, dijo Ropero, en la que los socialistas comenzamos la transformación de Villafranca para convertirla en lo que ahora es: una ciudad moderna, donde hay una gran calidad de vida, con los mejores servicios de toda Extremadura».

El alcalde aseguró que se va muy contento con la labor realizada, también que seguirá trabajando por Villafranca y que los ciudadanos podrán contar siempre con él. «Os llevaré siempre en mi corazón», añadió.

La parte emotiva del acto fue cuando se procedió a realizar un homenaje a uno de nuestros pensionistas, en esta ocasión la elegida fue Aurelia Márquez Picón «la matancera», como se la conoce en el pueblo, por su larga trayectoria personal y profesional, por su calidad humana y por su implicación con los diferentes colectivos de Villafranca, cualidades que han adornado la vida de esta mujer sencilla y, sobre todo, trabajadora.