En un momento de la performance que realizó Espaciotrece. / m.á.p.

El PSOE de Villafranca homenajea a las víctimas del franquismo

Fue este pasado domingo en el cementerio junto al memorial en el que figuran los nombres de los más de 300 villafranqueses asesinados durante la represión franquista

M. Ángeles Puerto
M. ÁNGELES PUERTO

En la mañana de ayer, de nuevo un año más, el cementerio fue testigo del acto en Homenaje a las Víctimas del Franquismo que organiza el PSOE local junto al monumento erigido en memoria de los hombres y mujeres asesinados durante la represión franquista en Villafranca de los Barros.

Fueron muchas las personas que acudieron a este acto, que finalizó con el depósito de claveles rojos por parte de los asistentes en el monumento, en el que aparecen todos los nombres hasta ahora confirmados, más de 300.

En esta ocasión y por primera vez, contó, también al final, con una performance a cargo del grupo teatral Espaciotrece.

Un acto que pretende mantener «viva la memoria histórica y el recuerdo en homenaje perpetuo a las víctimas y sus familiares».

Las cinco personas que tomaron la palabra en este acto, Pepe Pecero, secretario de memoria histórica y democrática del PSOE local, Leticia Castro, abogada especialista en derecho de extranjería e inmigración, Francisco Jiménez Araya, secretario general del PSOE, Paco Cerrato, presidente asociación Histórica y Democrática Tierra de Barros y Ramón Ropero, portavoz PSOE de Villafranca, hicieron alusión a la ley 20/2022 19 de octubre.

Pepe Pecero indicó que ésta permitirá entre otras actuaciones realizar cada 31 de octubre «un reencuentro y homenaje a las víctimas del golpe militar y de la dictadura, y el 8 de mayo otro reencuentro y homenaje sobre la gente que pasaron al exilio». También, «hacer posible que aquellos que estén enterrados en fosas reciban una sepultura digna, así se cerrarían bastantes heridas que están aún abiertas, saber dónde están sus seres queridos y depositar unas flores si quiera».

Por su parte, Leticia Castro, la calificó como una ley «progresista que da un paso agigantado». Se refería a que los descendientes de españoles que tuvieron que exiliarse durante la guerra pueden pedir ahora la nacionalidad, antes había un límite de edad para conseguirla. Hizo mención a los miles y miles de exiliados que marcharon por la guerra, «deberíamos indagar en aquellas personas que fueron desarraigadas de su país, historias que habría habría que recopilar, poner nombres y apellidos a todos los que se fueron».

Francisco Jiménez Araya aseguró que seguirá realizando este tipo de actos, «por reparación, justicia, por el honor de todos ellos y ellas seguiremos».

Para Jiménez Araya es «incomprensible» que «haya gente de la derecha que no sea capaz de condenar el fascismo español, lo que sí hace esta ley». Y añadía, «me duele cuando la derecha se empeña en decir que dejemos a los muertos descansar en paz, y eso es precisamente lo que buscamos, que descansen en paz y que sus familias los puedan visitar».

Paco Cerrato reivindicaba que «no hay que tener miedo a la memoria. No es de derechas ni de izquierdas, es simplemente democracia. El olvido no es una opción en democracia».

Cerraba el turno de intervenciones Ramón Ropero quien aludía a las leyes que se han ido sucediendo a lo largo de los tiempos de memoria histórica, que «consiguieron que aquellos fusilados en pozos, cunetas y fincas se recuperaron de dónde yacían, eso es lo que han venido a hacer las distintas leyes democráticas sobre la memoria, dar dignidad y respeto a estas personas que dieron su vida por defender la libertad y la democracia».

Dijo en su intervención que 700 personas fueron fusiladas en Villafranca, y apostilló, «en el año 36 Villafranca llegó a tener 17.000 habitantes, y durante la guerra se exiliaron mas de 5000 personas a otras partes de España». «Aquí en este cementerio están enterrados las víctimas y los verdugos, los asesinos y los asesinados. Yo ni olvido ni perdono, fueron nuestros familiares, nuestros amigos… es importante hacer este tipo de actos, la memoria hay que mantenerla», concluyó.