La procesión llegando a la Parroquia del Carmen, lugar donde concluía / m.Á.P.

La procesión del Corpus Christi vuelve a salir a la calle

M. Ángeles Puerto
M. ÁNGELES PUERTO

En el día de ayer, los niños y las niñas de Villafranca de los Barros que este año han hecho su Primera Comunión procesionaban en el Corpus Christi que regresaba después de dos años debido a la pandemia.

La procesión comenzó pasadas las 19.30 horas, con salida desde la iglesia parroquial del Valle, donde autoridades locales y eclesiásticas junto a los niños pasearon por las calles de la localidad que se engalanaron para la ocasión.

Centenares de personas arroparon el paso del Santísimo que concluía en la Parroquia del Carmen.

Custodia con el Santísimo

Villafranca de los Barros cuenta con una de las mejores piezas de orfebrería del siglo XVIII en la provincia pacense.

Compuesta por dos partes; por un lado el templete, pieza rococó realizada en plata que se levanta sobre cuatro pilares sinuosos. La cubierta realizada en forma de cúpula, presenta en su interior al Espíritu Santo y en el exterior se remata con cinco jarrones de azucenas.

Además cuanta con cuatro campanillas en sus lados. La otra parte corresponde con la custodia donde se porta al Santísimo. Realizada en plata sobredorada. En su base podemos observar a querubines que sostienen una bola del mundo que a su vez porta cuatro medallones. En estos medallones aparecen representadas las Virtudes Teologales y la Virgen con el Niño. Portando el sol, un angelote semidesnudo.

Esta custodia no está exenta de simbología eucarística, ya que es frecuente la representación de racimos de uvas, espigas de trigo y el Padre Eterno en la parte superior del conjunto.

Estas piezas fueron encargadas por la Hermandad Sacramental en 1773 al maestro de orfebrería José Rivero de la ciudad de Badajoz, según cuenta 'Turismo Villafranca' en redes sociales.