Una de las piscinas de Villafranca de los Barros / CEDIDA

La piscina municipal abrirá sus puertas el 30 de junio tras las obras acometidas de mejora y reparación de sus instalaciones

La piscina pequeña y mediana ya están listas, la olímpica está aún por rematar retoques

M. Ángeles Puerto
M. ÁNGELES PUERTO

Ya hay fecha para la apertura de la temporada de baños de la piscina municipal de verano de Villafranca de los Barros. En concreto, será el próximo jueves 30 de junio a partir de las 12.30 horas cuando abra sus puertas.

En estos últimos meses se han realizado diversas obras para la reparación y mejora de sus instalaciones que se han focalizado, con mayor atención, en la piscina mediana y la olímpica. Según el alcalde villafranqués, José Manuel Rama Moya, a día de hoy no existen fugas de agua, «era un problema que llevaba una década presente en las instalaciones, las pérdidas de agua se podía cuantificar en miles de euros, y no solo eso, se suma el coste ecológico de desperdiciar un producto tan preciado como es el agua». Un problema zanjado según Rama, pues «los aljibes que se encuentran junto a los vasos no se encuentran inundados como venía sucediendo en los últimos diez años».

También han cambiado los suelos de la piscina, con «gran adherencia y anticalóricos, muy confortables que seguro evitarán accidentes», comentaba Rama Moya.

La piscina municipal, además, ha mejorado en la accesibilidad, haciendo el camino más cómodo a las personas con movilidad reducida.

Por otro lado, se han eliminado los muros de la piscina climatizada, por lo que queda integrada dentro de la Ciudad deportiva. «Ha ganado 3200 metros cuadrados», concretaba el alcalde de Villafranca.

Además, otro de los grandes atractivos que contará esta temporada la piscina municipal es el gran arenero con más de 1.200 metros cuadrados. Se habilitará para practicar diferentes deportes como el vóley-playa, balonmano-playa o fútbol-playa.

En cuanto al merendero, el pavimento lo han sustituido por otro por estar «gravemente afectado por los árboles que estaban allí plantados».

En esta temporada de baños se volverá a la normalidad previa a la pandemia.

Pocas novedades en cuanto a las tarifas de acceso a las instalaciones, esta temporada se vuelven a mantener las mismas de las últimas campañas.

Así, el precio de las entradas para niños, jubilados y personas con discapacidad intelectual y/o desarrollo TEA es de 1 euro de lunes a viernes y de 1,50 euros, sábados, domingos y festivos; de 2 euros para adultos de lunes a viernes, y 3, sábados, domingos y festivos.

Respecto a las otras dos modalidades de acceso, los abonos para toda la temporada tendrá un coste de 90 euros, el familiar, de 50 euros, el de individual adulto, y de 25, los de individual niños, jubilados y personas con discapacidad intelectual y/o desarrollo TEA.

También se mantienen los mismos precios para los bonos de 30 baños, 30 euros, el de individual de adultos, y de 15 euros, 30 baños, para los de individual niños, jubilados y personas con discapacidad intelectual y/o desarrollo TEA.

Los abonos y los bonos se podrán adquirir a partir del 24 de junio en el Pabellón Extremadura de 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.00 horas.

Para aquellas personas que solo quieran ir un ratito a la piscina, tendrán la opción de pagar la mitad de la entrada, pues como novedad este año han preparado la entrada de tarde, de lunes a viernes, de 18.00 a 21.00 horas, con el precio de la entrada reducido a la mitad.

Otra de las curiosidades, es que la piscina se nutrirá de dinamizadores deportivos de lunes a viernes, todas las tardes, para realizar actividades deportivas con los usuarios de la piscina que lo deseen. Desde niños a mayores. Pilates, yoga, aquagym, etc.

La concejal de Deportes, Isabel Blanco Pinilla, invita a toda la población a disfrutar del verano que ya empieza, de estas instalaciones, así como todo lo que allí se realice.