José Pecero publica 'Mochila y Jara', un libro solidario sobre vestigios de la guerra civil en la provincia de Badajoz

De izquierda a derecha: Serafín Merino, José Pecero y Ramón Ropero. /A. ORTIZ
De izquierda a derecha: Serafín Merino, José Pecero y Ramón Ropero. / A. ORTIZ

La presentación del libro en el Museo Histórico-Etnográfico de Villafranca despertó un inusitado interés, pues su recaudación irá a parar a Plena Inclusión Villafranca

ANTONIO ORTIZVILLAFRANCA

El Museo de Villafranca abrió su puertas el pasado día 13 de diciembre al acto de presentación del libro 'Mochila y Jara', que en sus 214 páginas se dedica a recoger 'Vestigios de la Guerra Civil en la Provincia de Badajoz', que es como su autor, José Pecero Merchán, ha subtitulado una obra que contiene el trabajo de muchos años a pie de campo, intentando documentar, más bien fotografiar, los vestigios de la guerra civil en Extremadura.

El propio autor reconoce que «solo he logrado documentar los frentes del 1936 a 1938, que por todos es sabido se mantienen hasta que se produce el cierre de la bolsa de la Serena, desplazando esto más al norte de la provincia de Badajoz». En este libro se expone hasta la zona de Campillo de Llerena y puerto de Argallanes, aunque en sus archivos tiene el autor documentado todo el frente mencionado, quedando algunos puntos por visitar con la ayuda incondicional de su amigo Miguel Sánchez, cuya imagen aparece por méritos propios en repetidas ocasiones.

José Pecero trabaja como operario de bodega en la Cooperativa San José en Villafranca, donde reside y dedica su tiempo libre a indagar en todo lo relacionado con la guerra civil en la provincia de Badajoz. Él mismo se declara «consumado senderista, he visitado muchos sitios hermosos de mi provincia, llenos de historia y de belleza paisajística». Ello le llevó a poner en práctica una aventura, que en su cabeza rondaba hacía mucho tiempo. ¿Qué pasó en la Guerra Civil en la provincia de Badajoz? Pecero considera que «muchas personas, historiadores inclusive, piensan que la provincia de Badajoz fue un paseo militar de las fuerzas rebeldes o 'nacionales', siendo para él 'un gran olvido'.

Numeroso público se dio cita en el Museo para asistir a la presentación del libro.
Numeroso público se dio cita en el Museo para asistir a la presentación del libro. / A. ORTIZ

Para demostrar que no fue así, nuestro protagonista se embarcó en la tarea de documentar fotográficamente, a pie de campo, los restos de la arquitectura militar que se origina en la provincia entre 1936 y 1939, y que hoy quedan en pie, que demuestra la importancia que tuvieron los Frentes de Extremadura en ese período de la historia contemporánea de España. Por eso, el autor de este libro quiere dedicar este trabajo a demostrar que «la provincia de Badajoz no fue un paseo militar, que muchos paisanos nuestros ocuparon esas trincheras, que participaron en esas operaciones militares y en memoria a esas personas que lucharon en un lado u otro de las mismas».

LIBRO SOLIDARIO

La presentación del libro 'Mochila y Jara. Vestigios de la Guerra Civil en la provincia de Badajoz' en el Museo Histórico-Etnográfico de Villafranca despertó un inusitado interés. Se trata de una obra editada por la Diputación de Badajoz y el Ayuntamiento de Villafranca y cuyos beneficios irán destinados a Plena Inclusión Villafranca, Aprosuba 13. Sebastián Merino, Profesor de Historia en el IES Meléndez Valdés, presentó el acto y como buen historiador realizó un encendido alegato a favor de la Historia, señaló la importancia de conocer nuestro pasado, para comprender nuestro presente. Dicho esto, realizó una reseña sobre el autor e indicó los detalles de la gestación del libro, recordando cómo surgió a partir de que el propio José Pecero se encontrase diferentes vestigios del frente, realizando senderismo.

Posteriormente también tomó la palabra el autor del libro quien describió el proceso de creación del mismo, explicando que contiene un trabajo de documentación fotográfica sobre los vestigios de la guerra civil en Extremadura, con fotografías de los frentes de 1936 a 1938, los cuales se mantienen hasta que se produce el cierre de la bolsa de la Serena, desplazándose estos más al norte de la provincia de Badajoz. Pecero detalló algunas experiencias y testimonios que ha obtenido durante su investigación y a través del trabajo a pie de campo, donde contó con un aliado incondicional: su amigo Miguel Sánchez, sub fiel escudero.

El alcalde de Villafranca, Ramón Ropero, estuvo presente en el acto para recordar la labor otros de otros historiadores locales que siguen empeñados en hacer que salgan a la luz esas 200 personas de las que todavía no se tienen noticias de ellas y señaló que «el libro es un documento de incalculable, como ha reconocido la Asociación para la Memoria Histórica de Extremadura«, felicitando al autor por el libro y por el arduo trabajo de campo. El libro se pondrá a la venta al precio de 15 euros en puntos que se anunciará oportunamente.