Borrar
De izquierda a derecha, Luisma, Chema, Ruiz y Javi Pérez. M.Á.P.
José Antonio Ruiz se despide del Villafranca
FÚTBOL

José Antonio Ruiz se despide del Villafranca

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Martes, 4 de junio 2024, 16:46

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cuando José Antonio Ruiz renovaba con el Villafranca una temporada más, decía que lo que quería era «una plantilla que tenga hambre, que tenga ilusión, que tenga ganas de hacer algo por el fútbol y que se hable de nosotros, eso es lo que queremos».

Por ello, en la rueda de prensa que ofrecía en el día de ayer para dar a conocer su salida del Villafranca, decía que se iba con la tranquilidad y la satisfacción del deber cumplido. Y es que el Villafranca esta temporada ha dado que hablar. Campeones de copa, intentaron traer Copa del Rey a Villafranca, casi todo el año en fase de ascenso, compitieron en la liguilla y se caían frente al Azuaga en la pelea por el ascenso a RFEF hace solo unas semanas.

Sin ningún motivo concreto, Ruiz junto con Luisma tomaban este pasado sábado la decisión, la de marcharse de la que consideran su casa. «Pensamos que hemos cerrado un ciclo… creemos que tenemos que marcharnos y así es que como lo hacemos, sin nada pensado… si tuviésemos alguna oferta lo diríamos».

La palabra más repetida por el ya ex técnico de la SP Villafranca fue la de «gracias». A la afición, «hacía mucho tiempo que no vivía algo parecido», a sus jugadores, «son un grupo humano magnífico, un grupo de futbolistas jóvenes, con hambre, con ilusión, con ganas, valientes, ambiciosos, ha sido una pasada entrenarlos. Ha sido increíble. Los recordaré siempre». Con especial mención a sus capitanes, «son dos tesoros, dejan el ego en su taquilla y lo ponen al servicio de sus compañeros y entrenadores».

Palabras de agradecimiento también hacia el equipo que sustenta la SP Villafranca, Chema, Rosa, Pedro Patón… y Cipri, «tenéis al mejor presidente que se puede tener, creo que para ser presidente hay que ser valiente y echado para adelante, y él lo es».

Considera que estos dos años en el Villafranca han sido muy «intensos, emocionantes, difíciles… pero bonito». Si se tuviese que quedarse con algún momento escogía el vivido en el Romano, en Trujillo, o este último en Azuaga.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios