Pedro Burguillos posa en Platja D'Aro con sus medallas / CEDIDA

El villafranqués Pedro Burguillos, campeón de España de culturismo en la modalidad wellness (silla de ruedas)

También consiguió la medalla de Extremadura en la misma modalidad

M. Ángeles Puerto
M. ÁNGELES PUERTO

Pedro Burguillos González consigue a sus 52 años colgarse la medalla de Extremadura y de España de culturismo en la modalidad wellness (silla de ruedas). El deporte siempre le ha gustado, pero cuando tenía 26 años sufrió un accidente de tráfico que le trastocó sus planes. Lejos de rendirse siguió con la rehabilitación y con el entrenamiento. En 2008 y 2009 también compitió y como ahora, proclamándose campeón de Extremadura y España.

¿Cómo empezó todo?, ¿de dónde le viene esa afición por el culturismo?

Llevo muchísimos años entrenando… cuando yo tenía 20 años tenía en mente competir algún día, con esa edad quieres estar fuerte, pero con 26 años tuve un accidente que me cambió todos los planes. Estuve mucho tiempo en rehabilitación, y de ahí me enganché al mundillo que tanto me apasiona, con una preparación más exhaustiva tanto de entreno como de dieta. Y me lo propuse. De hecho en 2008 y 2009 competí y también quedé campeón de Extremadura y España. Y ahí lo dejé, he tenido que pasar por dos operaciones últimamente, y he aprovechado otra vez la rehabilitación para entrenar y competir.

Y parece que lo que se propone lo consigue, campeón de Extremadura y de España nada más y nada menos.

(Risas). Sí, es la única cualidad que tengo, lo que me propongo, ya puede salir el sol por donde salga, lo consigo. Me lo tomé como un reto personal, y también para reivindicar la minusvalía en el deporte. Por desgracia, no se le da la importancia que se le tiene que dar.

¿Cómo fue la competición?, ¿tuvo éxito?, ¿participó mucha gente?

Pues en Montijo estuvimos unas 60 personas, y ya en la competición nacional que se celebró en Platja D'Aro en Gerona estuvimos cerca de 600 culturistas clasificados en al menos 50 categorías diferentes. Yo al tener esa minusvalía en la pierna competí en la modalidad wellness (silla de ruedas). Te tienes que poner unas mallas para tapar desde la cintura hasta abajo y se nos puntúa solamente de la cintura para arriba. Y así, hice todas las poses obligatorias, y muy bien.

Tan bien, que consiguió la medalla, ¿cuál es el secreto?, ¿un buen entrenamiento, una buena alimentación…?

El deporte del culturismo es muy exigente, no todo el mundo con una minusvalía se pone a entrenar. Yo exactamente le dedico al entrenamiento dos horas, una hora de cardio antes de desayunar, y después los entrenamientos específicos para trabajar todos los músculos del cuerpo. Y después la alimentación, que es el 90 por ciento. Hay un dicho que dice, los abdominales se fabrican en la cocina y se trabajan en el gimnasio, y es así… la verdad que es muy sacrificado y tienes que ser muy constante. Mentalmente quema mucho porque no puedes comer todo lo que quieres. Yo como a cada dos horas y media. Y, constancia y sacrificio para no fallar si quieres conseguir metas.

Entonces… con sacrificio y constancia cualquiera puede llegar a donde tú has llegado… ¿es así?, ¿también influye la genética?, seguro que también la tienes...

(Risas). No, no, no. A ver, tampoco es que tenga genética mala, no es eso. Yo me tengo que machacar, con media hora a mí no me vale. Ya te he dicho que mi entreno diario es de dos horas, entonces, cualquiera podría conseguirlo si se esfuerza tanto en entrenamiento como en la dieta, claro.

Y, cómo haces para organizarte día a día con todo eso de la alimentación y el entrenamiento, ¿tú solo o te ayuda alguien?

Yo para entrenar a cualquiera sería el número uno, pero para entrenarme a mí no valgo porque no me hago caso. Tengo un entrenador personal que ha sido campeón de España, de Europa y del mundo y él es quien me lo lleva, porque si es por mí, no lo hago.

¿Cuáles son tus próximos objetivos?

Pues ahora llegan las navidades y me voy a tomar una pausa, pero ya tengo proyectos para el año que viene que ahí están, y a ver si salen.