Un camino rural de Villafranca / CEDIDA

El Ayuntamiento arreglará y acondicionará caminos rurales con la menor huella de carbono posible

M. Ángeles Puerto
M. ÁNGELES PUERTO

El Alcalde de Villafranca de los Barros y delegado de Agricultura, José Manuel Rama Moya, ha impulsado, según nota de prensa, «la introducción en las condiciones técnicas de esta licitación, donde se valora por primera vez, la menor huella de carbono que suponga el contrato, como muestra adicional del respeto y compromiso con el medio ambiente del Equipo de Gobierno».

Esta licitación, que tendrá lugar la próxima semana, para el suministro de diferentes materiales «necesarios para la ejecución de arreglos y acondicionamiento de los principales caminos de Villafranca, introduce esta novedad en su pliego técnico, donde se asignan puntos por el cálculo de la Huella de Carbono respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociados al transporte de los materiales necesarios desde las plantas de producción hasta nuestra localidad».

Concluye la nota de prensa, «estas medidas que se introducen, dan continuidad de forma práctica a lo aprobado en la sesión del Pleno Ordinario del 26 de septiembre del 2019, donde el Ayuntamiento de Villafranca de los Barros, por unanimidad de los Grupos Municipales, aprobó la propuesta de la organización Ecologistas en Acción de Extremadura, sobre el reconocimiento de la emergencia climática, adoptando una serie de compromisos, entre los que destacaba la contribución a la emisión cero de gases de efecto invernadero a ser posible antes del 2035, compromisos expresados en la Agenda 2030 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible».