La pieza del mes del Museo es una antigua multicopista ciclostil manual de los años veinte del pasado siglo

También se la conocía con el nombre de Mimeógrafo y procede de las antiguas oficinas del Ayuntamiento de VIllafranca

Esta antigua multicopista es la pieza del mes del Museo de Villafranca
CULTURA

    El equipo consiste en una estructura de dos cilindros con manivela que actúan sobre otro macizo de caucho. Contiene una bandeja como distribuidora de papel y otra receptora de hojas impresas (ésta última le falta).

    Estas máquinas, inventadas a finales del XIX, eran totalmente manuales: se escribía sobre una hoja especial llamada esténcil que era doble y estaba unida con pegamento.

    Sobre una de las hojas, que era muy fina, se pasaba el texto con una máquina de escribir anulando antes la cinta entintada, es decir, se perforaba la hoja con las letras y justamente en esos agujeritos el mimeógrafo introducía una pequeña cantidad de tinta para que el papel blanco que se superponía en el aparato recibiera la impresión.

    Cada esténcil se instalaba en la rueda y se lo hacía girar; el mismo rodillo añadía la tinta y podía imprimir solo unas 10 o 12 copias, ya que el papel fino terminaba deteriorándose.

    Aunque estas impresiones eran aceptables muchas veces resultaban defectuosas ya que en su uso se excedían. Por ahorro, en el número de copias de cada esténcil.