VALDEQUEMAO publica un doble CD titulado "Obra completa" con lo mejor de su discografía

Es un homenaje al grupo que llenó, con solo cinco discos, seis años del mejor folclore que se ha hecho en Extremadura

Manuel Troya, Diego Díaz, Carmen García, Luisa Escámez, Manolo García, José Ignacio de la Peña y Arturo Díaz, saludan en el epílogo del acto
MÚSICA

    El acto, presentado por el excoordinador del Área de Cultura, Miguel Ángel García Domínguez, se convirtió en un repaso exhaustivo de las personas y la obra que hicieron posible que Valdequemao se convirtiera en un referente de la música folk en Extremadura, a la altura de grupos como Manantial Folk, Nuevo Mester de Juglaría o el mismísimo Adarve. García Domínguez aseguró que "el disco no cierra una etapa, ha de ser una apuesta de futuro", instando a los componentes del grupo a "conseguir el colofón perfecto juntándolos de nuevo más adelante para que den testimonio de su trayectoria como músicos y rastreadores de canciones populares".

    En todo momento sobrevoló sobre el salón de actos el recuerdo a la figura del ya fallecido miembro del grupo José Antonio Soler Díaz-Cacho, cuya ausencia fue llenada con la presencia de su esposa, María Nieves Martín Castellanos, que tuvo que contener la emoción en muchos momentos del acto, sobre todo al final cuando subieron al escenario todos los miembros que hicieron posible el fenómeno Valdequemao.

    Al tratarse de un disco subvencionado íntegramente por la Diputación de Badajoz, el primero en tomar la palabra fue el vicepresidente del Organismo Autónomo, Ramón Ropero, a la sazón alcalde de Villafranca, que reveló cómo hace tres meses animó a Arturo Díaz Gragera, alma de este proyecto, a gestar una idea "que hacía tiempo me daba vueltas y era poner en marcha un homenaje a Valdequemao". Como anécdota, Ropero se refirió a las prisas para que se acelerase el proyecto ante la inminencia de las elecciones "no vaya a ser que perdamos la Diputación".

    Durante la presentación del doble CD se proyectaron tres microvideos que precedieron a las intervenciones de otros tantos miembros del grupo. Arturo Díaz hizo un relato íntimo del grupo con gran profusión de anécdotas, sin olvidarse del agradecimiento a personas como el propio Ramón Ropero, Andrés Moriano, Francisco Javier Durán, Pepe Sayago y Miguel Ángel García Domínguez; su hermano Diego Díaz Gragera, ofreció un repaso de la discografía del grupo, sus grabaciones y el repertorio elegido en cada ocasión, así como las fuentes de inspiración de sus canciones (como la de Andrés Machuca, única colaboración externa haciendo la segunda voz en flauta), sin olvidarse de Manuel García Murillo y María Lara, Juan Jesús Mena (Foto Miracolor), Juan de la Peña, Manuela Mancera Alfaro, Amelia Cabeza de Herrera, Josefa Díaz Cacho o el matrimonio formado por Inmaculada Clemente Santos y Reyes González Castaño.

    Manuel García Gragera, otro de los componente de Valdequemao, dedicó unas palabras a rememorar la andadura del grupo desde hace más de 30 años, estando en activo hasta comienzos de los 90. "Desempolvamos antiguos cancioneros populares, canciones moribundas que incorporamos al repertorio gracias a nuestros mayores y, lo que es más importante, sin esperar nada a cambio". Manolo recordó "la emoción que me produjo la primera vez que vi la carátula del primer disco de Valdequemao "Por Extremadura cantando" en la sección de música de unos grandes almacenes entre Nuevo Mester de Juglaría y un tal Juan Manuel Serrat". Al final no pudo contener la emoción del recuerdo a José Antonio Soler cuando dijo: "Hoy es un día alegre, pero echamos de menos al amigo, a Tato".

    Como colofón al acto de presentación de esta obra, imprescindible ya en cualquier discografía que se precie, Arturo Díaz (voz, guitarra, laúd y percusión) fue llamando uno por uno a quienes protagonizaron el milagro de convertir canciones dispersas del cancionero popular en una obra coherente, de calidad y llena de recuerdos y sentimientos que emanan de las raíces más profundas del saber y sabor del pueblo llano. Así es como fueron apareciendo Manuel Troya (el encargado de que nada fallara antes, durante y después de los conciertos del grupo), el ausente José Antonio Soler (voz y percusión), Diego Díaz (voz, guitarra, flauta y percusión), Luisa Escámez Ropero (voz y percusión), Carmen García Mancera (voz, flauta y percusión), Manolo García (voz, guitarra y percusión) y José Ignacio de la Peña (voz, acordeón, piano y bajo eléctrico). Su hermana Pili de la Peña no estuvo sobre el escenario, pero se la recordó ya que permaneció en el grupo un año aproximadamente.