Inauguración del muladar de la ZEPA de la Sierra Grande de Hornachos con la liberación de un Águila Calzada por parte de uno de los ganaderos adscritos al proyecto.
Inauguración del muladar de la ZEPA de la Sierra Grande de Hornachos con la liberación de un Águila Calzada por parte de uno de los ganaderos adscritos al proyecto. / AMUS

El comedero de la Sierra Grande de Hornachos ha logrado que bastantes buitres acudan en busca de comida abundante y diversa

  • La Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en 2017 ha vuelto a apoyar la continuación de lo que se ha convertido en toda una estrategia de conservación de aves necrófagas amenazadas, Muladares sociales II

Desde el primer acuerdo con un propietario para ponerle alimento a los buitres, hasta la red creada de ganaderos y entidades interesadas en formar parte de este proyecto se han sucedido importantes hechos. En este tiempo,se ha creado un equipo de trabajo muy heterogéneo en el que tienen su lugar las universidades, las administraciones, las asociaciones de agricultores y ganaderos…y por supuesto la sociedad; la población del medio rural que convive con ellos. La Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en 2017 ha vuelto a apoyar la continuación de lo que se ha convertido en toda una estrategia de conservación de aves necrófagas amenazadas, Muladares sociales II.

Los antecedentes hay que buscarlos en el objetivo propuesto, que pasa por fortalecer y conectar colonias rescatando ejemplares divagantes y creando nuevos puentes entre poblaciones andaluzas, portuguesas y extremeñas. La idea comenzó creando un primer punto de alimentación en la Zepa (Zona de Especial Protección de Aves) de Sierra Grande de Hornachos para desde él aportar comida para Milano Real, Buitre negro, Alimoche y colateralmente a las Águilas imperiales del valle del Matachel en clara expansión. Se pretendía volver al sistema tradicional de aporte de biomasa procedente de la cabaña ganadera pero organizadamente, a través de un punto de alimentación nutrido con reses de las fincas colindantes.

En él, junto a poner comida selectiva se iniciarían importantes estudios biomédicos junto a un plan de seguimiento de ejemplares con el objeto de conocer más sobre la utilización del territorio y las amenazas del Buitre negro, Alimoche y Milano real.Entonces, ya pensábamos en toda una estrategia que revalorizaría al medio rural implicando de manera real a los propietarios de fincas y dinamizando multitud de acciones que favoreciera a los municipios creando también empleo. Todo esto no se hizo esperar y ha sido la más clara demostración de que la población, debe tener unos beneficios y facilidades por contribuir en la conservación de las especies.

SITUACIÓN ACTUAL

Después de un año de funcionamiento del comedero de la Sierra Grande de Hornachos se ha logrado que no pocos buitres venidos de muchos lugares acudan a este ofrecimiento de una comida abundante y diversa. La diversificación ha venido asociada al interés creciente de otras explotaciones de ovejas, cabras, cerdos y conejos que se han adscrito al proyecto. De esta manera los aportes se han garantizado consiguiéndose grandes concentraciones de ejemplares procedentes de diversas zonas españolas.

La difusión del proyecto en televisión, prensa y a través del material divulgativo específico (posters y trptico) ha propiciado un cambio de actitudes y un interés en muchos municipios y fincas. En estos momentos las sinergias generadas por el contacto directo con la población hagenerado un clima de absoluta predisposición a plantear nuevas actividades y de hecho se celebran liberaciones de ejemplares recuperados en el hospital o se invita a actos como el día internacional de los Buitres en el que existe una alta participación social.

Con respecto a las funciones de los puntos de alimentación junto a favorecer evidentemente a las poblaciones/especie objeto se desarrollan acciones biomédicas para valorar aspectos sanitarios así como para identificar y cuantificar la presencia de agentes farmacológicos y metales pesados con la colaboración del sector de la universidad.

AMUS es una organización no gubernamental de ámbito nacional, con carácter independiente y sin adscripción política alguna fundada en Extremadura en el año 1995. La trayectoria de AMUS está vinculada a su Hospital de Fauna Salvaje en el que se atienden a más de mil ejemplares anualmente con el objetivo de devolverlos sanos a la Naturaleza. Esta entidad desarrolla actuaciones sobre el terreno en España y participa en proyectos internacionales con especies extintas o con poblaciones reducidas en países europeos. Su gran objetivo es generar y velar por la biodiversidad con especies amenazadas diseñando estrategias que sean sostenibles y acordes con el desarrollo y crecimiento de la población endógena allí donde actúa.

HOY

HOYVillafranca de los Barros

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de Villafranca
    • Anunciantes